Just another WordPress.com site

Sin categoría

Mensaje…

Mensaje sobre el Santo Rosario

Madre de Dios.

La Santísima Trinidad reveló la primera parte. Santa Isabel –iluminada por el Espíritu Santo– añadió la segunda. Y la Iglesia –en el primer concilio de Efeso, celebrado en 430– sugirió la conclusión, después de condenar el error de Nestorio y definir que la Santísima Virgen es verdaderamente Madre de Dios. El concilio ordenó que se invocase a la Santísima Virgen bajo este glorioso título con estas palabras: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”.

(De “El Secreto Admirable del Santísimo Rosario”, San Luis María Grignion de Montfort)

Comentario:

Este título de la Virgen: “Madre de Dios”, es el título por el que le llegan a María todas las demás excelencias. No es de extrañar que este título sea tan atacado por los herejes, y por el mismo demonio, casi tanto como la virginidad perpetua de María, pues con el título de Madre de Dios, la Iglesia dice que María es sólo inferior a Dios, que en cierta manera Dios se le somete como Hijo suyo, y que la Virgen es la Omnipotencia suplicante, y que todo lo que Dios hace por naturaleza, María también lo hace por gracia.

Cosas grandiosas se deducen de que María es la Madre de Dios, y por eso los malos quieren borrar este título de la Virgen. Pero los católicos, lo repetimos muchas veces en el rezo del Rosario, al cual el enemigo le teme profundamente.

Recemos mucho el Rosario y tendremos a esta Madre de Dios, pero también Madre nuestra, con nosotros, y nada malo nos podrá suceder, porque si Dios nos puede proteger, y mucho; María nos protege como lo hace Dios, pero además, nos protege como madre, porque una madre sabe dar lo mejor a sus hijos.7650104474_caee399d27_b


Médico…

Médico divino.

31 DE AGOSTO DE 1922

Jesús continúa dictando a Sor Josefa:

“Quiero que escribas. Quiero hablarte de las almas… ¡las amo tanto!… Quiero que encuentren siempre en Mis palabras, remedio a todas sus enfermedades”.

Comentario:

Todos los hombres estamos más o menos enfermos, quizás no en el cuerpo, pero sí en el alma, pues todos somos combatidos por el Maligno, y no pocos caemos en pecado, o al menos estamos raquíticos en la vida de la gracia, en la vida de nuestra alma, que va avanzando como a tirones, y que no pocas veces retrocede ante las dificultades y pecados. Es por eso que el Señor, su Sagrado Corazón, nos quiere dar estas palabras, estas revelaciones de su Corazón, para que los hombres encontremos el remedio para nuestros males espirituales. Ya que muchos sacerdotes han claudicado y ya no apacientan al rebaño, es el mismo Jesús que, con estos mensajes celestiales, y otros similares, viene en nuestro auxilio, porque no quiere que se pierda ni una sola de las almas tan queridas por Él.

Demos gracias a Dios y no hagamos como los orgullosos y soberbios que rechazan los mensajes y revelaciones privadas, o al menos no les dan mucha importancia, porque Dios no hace nada inútilmente, y si el Señor ha decretado manifestarse sobrenaturalmente con mensajes del Cielo, es porque existe una necesidad. Aprovechemos estos tesoros celestiales.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.casa_troncos_de_madera


Apocalipsis…

Interpretación del Apocalipsis

Manifestación del Anticristo.

Conforme nos vamos acercando a la manifestación del Anticristo, la naturaleza se va descontrolando, pues el diablo y su hijo, el Anticristo, son desorden, y tratarán de llevar al caos y al desorden a toda la creación, y ya vamos viendo cómo la naturaleza se va resintiendo de la próxima aparición del Impío.

Es el pecado el que trae toda clase de desgracias materiales, espirituales, personales y mundiales. Y por ello el demonio está sumamente interesado en llevar cuanto antes a la humanidad entera al límite del pecado, pues sabe muy bien que cuando se supera cierto límite, los castigos no se hacen esperar, y entonces así se pierden muchas almas para “felicidad” del diablo.

Se trata siempre de lo mismo: todo se relaciona con la lucha contra el pecado. Si el mundo se corrompe, se acerca pavorosamente a la época de la manifestación y reinado del Anticristo. En cambio si el mundo mejora, se convierte, aleja de él ese período que será tan tremendo, que según la misma Sagrada Escritura, arrastrará a todos menos a los elegidos.

Y a juzgar por cómo va el mundo, no estamos lejos de grandes acontecimientos que trastornarán el mundo, porque el demonio sabe que le queda poco tiempo para perder a las gentes, y hará todo lo posible por reinar soberano sobre esta humanidad que, casi ya en su totalidad, se le ha sometido.

Recemos mucho y hagamos rezar, porque la salvación vendrá del Cielo, ya que es la Virgen quien aplastará por segunda vez la cabeza de la serpiente infernal.ambiance-mostar-bosnia-herzegovina-callaled-schreder-mostar-setaliste01-001


Evangelio del día…

pedroopekaEvangelio del día.

Domingo 2/OCT/16.

Lc 17, 3-10.

Domingo 27º durante el año.

Dijo el Señor a sus discípulos: “Si tu hermano peca, repréndelo, y si se arrepiente, perdónalo. Y si peca siete veces al día contra ti, y otras tantas vuelve a ti, diciendo: ‘Me arrepiento’, perdónalo”. Los Apóstoles dijeron al Señor: “Auméntanos la fe”. Él respondió: “Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, y dijeran a esa morera que está ahí: ‘Arráncate de raíz y plántate en el mar’, ella les obedecería. Supongamos que uno de ustedes tiene un servidor para arar o cuidar el ganado. Cuando éste regresa del campo, ¿acaso le dirá: ‘Ven pronto y siéntate a la mesa’? ¿No le dirá más bien: ‘Prepárame la cena y recógete la túnica para servirme hasta que yo haya comido y bebido, y tú comerás y beberás después’? ¿Deberá mostrarse agradecido con el servidor porque hizo lo que se le mandó? Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les mande, digan: ‘Somos simples servidores, no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber’”.

Reflexión:

Jesús, en este Evangelio, les manda a los discípulos que deben perdonar siempre, y ellos se dan cuenta que esto es humanamente imposible, entonces le piden que les aumente la fe. Y claro que perdonar siempre y todo es humanamente imposible, pero con la ayuda de Dios, con la virtud de la fe, sí podemos hacerlo pues Dios no manda imposibles. Pero atención: Que si logramos tener caridad con el hermano y saberlo perdonar, no por esto debemos creernos que hacemos algo extraordinario, sino que estamos cumpliendo estrictamente con lo que Dios nos ha mandado, ya que somos simples servidores que han hecho lo que debían.

Pidamos a la Santísima Virgen la gracia de tener una fe como la de Ella, que supo perdonar a los verdugos de su Hijo y siempre se consideró la esclava del Señor.

Jesús, María, os amo, salvad las almas.


Imagen

Salmo…

14409245_1184858391586273_1138868455_n


Juego…

JUGAR AL DOMINÓ

¿Alguna vez has jugado al dominó? Cuando yo era muchacho, jugar al dominó era uno de mis pasatiempos favoritos. Hace algún tiempo, mientras visitaba a una familia, vi a un joven muchacho y a su abuelo jugando a ese juego. Al pensar en los días de mi niñez me vino a la mente un torrente de recuerdos.

Lo extraño del juego de dominó es que se gana perdiendo. Para ganar, tienes que perder tus fichas. El que primero se deshace de sus fichas gana el juego. Tienes que dar para obtener, perder para ganar, ser reducido a nada para llegar a la cima.

No es como el béisbol, el tenis u otros juegos, en los que el mayor número de carreras, puntos o anotaciones determina al ganador. ¡No! En el dominó, el que triunfa es el que primero llega a la nada.

La regla del hombre natural es: «Consigue todo lo que puedas.» La regla del hombre espiritual debería ser: «Da todo lo que puedas.» En la esfera espiritual, sólo conservaremos para siempre aquello que damos.

En la vida cristiana muchas veces las victorias más significativas y más importantes vienen disfrazadas en un atuendo de derrota, debemos reducirnos a nada antes de llegar a ser algo. La semilla que se guarda en el granero se enmohece y se deteriora, pero si se «bota» en el suelo aumenta 30, 60 y 100 por uno. «… si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo…» (Juan 12,24).

Recuerda, Jesús lo dio todo. Él es nuestro ejemplo.

Marcos 15:31 “Y de esta manera también los príncipes de los sacerdotes escarneciendo, decían unos a otros, con los escribas: A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar.” (aunque sí podía, decidio no hacerlo. Por ti y por mi)

La vida es como un partido de tenis: ¡No Puedes ganar si no “sirves” bien!.

Mateo 20:28 “Como el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”domino


Coronilla…

Coronilla a San Miguel Arcángel.

Un día San Miguel Arcángel apareció a la devota Sierva de Dios Antonia De Astónac. El arcángel le dijo a la religiosa que deseaba ser honrado mediante la recitación de nueve salutaciones. Estas nueve plegarias corresponden a los nueve coros de ángeles. La corona consiste de un Padrenuestro y tres Ave Marías en honor de cada coro angelical.

Promesas: A los que practican esta devoción en su honor, San Miguel promete grandes bendiciones: Enviar un ángel de cada coro angelical para acompañar a los devotos a la hora de la Santa Comunión. Además, a los que recitasen estas nueve salutaciones todos los días, les asegura que disfrutarán de su asistencia continua. Es decir, durante esta vida y también después de la muerte. Aun mas, serán acompañados de todos los ángeles y con todos sus seres queridos, parientes y familiares serán librados del Purgatorio.

En esta coronilla invocaremos a los nueve coros de ángeles. Después de cada invocación rezaremos 1 Padre Nuestro y 3 Avemarías. Ofreceremos esta coronilla por la Iglesia, para que sea defendida de todas las asechanzas del demonio, y por los que están más alejados de Dios.

En el Nombre del Padre…

Se comienza la Corona rezando, la siguiente invocación:

Dios mío, ven en mi auxilio.

Señor, date prisa en socorrerme.

Gloria al Padre, etc.

1. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Serafines, enciende en nuestros corazones la llama de la perfecta caridad. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías

2. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Querubines, dígnate darnos tu gracia para que cada día aborrezcamos más el pecado y corramos con mayor decisión por el camino de la santidad. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

3. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Tronos, derrama en nuestras almas el espíritu de la verdadera humildad. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

4. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de las Dominaciones, danos señorío sobre nuestros sentidos de modo que no nos dejemos dominar por las malas inclinaciones. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

5. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Principados, infunde en nuestro interior el espíritu de obediencia. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

6. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de las Potestades, dígnate proteger nuestras almas contra las asechanzas y tentaciones del demonio. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

7. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de las Virtudes, no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

8. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Arcángeles, concédenos el don de la perseverancia en la fe y buenas obras de modo que podamos llegar a la gloria del cielo. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

9. Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Ángeles, dígnate darnos la gracia de que nos custodien durante esta vida mortal y luego nos conduzcan al Paraíso. Amén.

1 Padre Nuestro y 3 Avemarías.

Se reza un Padre Nuestro en honor de cada uno de los siguientes ángeles:

En honor a San Miguel …… 1 Padre Nuestro

En honor a San Gabriel…… 1 Padre Nuestro

En honor a San Rafael…….. 1 Padre Nuestro

En honor a nuestro ángel de la Guarda….. 1 Padre Nuestro

Glorioso San Miguel, caudillo y príncipe de los ejércitos celestiales, fiel custodio de las almas, vencedor de los espíritus rebeldes, familiar de la casa de Dios, admirable guía después de Jesucristo, de sobrehumana excelencia y virtud, dígnate librar de todo mal a cuantos confiadamente recurrimos a ti y haz que mediante tu incomparable protección adelantemos todos los días en el santo servicio de Dios.

V. Ruega por nosotros, glorioso San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Jesucristo.

R. Para que seamos dignos de alcanzar sus promesas.

Oremos. Todopoderoso y Eterno Dios, que por un prodigio de tu bondad y misericordia a favor de la común salvación de los hombres, escogiste por Príncipe de tu Iglesia al gloriosísimo Arcángel San Miguel, te suplicamos nos hagas dignos de ser librados por su poderosa protección de todos nuestros enemigos de modo que en la hora de la muerte ninguno de ellos logre perturbarnos, y podamos ser por él mismo introducidos en la mansión celestial para contemplar eternamente tu augusta y divina Majestad. Por los méritos de Jesucristo nuestro Señor. Amén.san_miguel_arcangel