Just another WordPress.com site

Médico…

Médico divino.

31 DE AGOSTO DE 1922

Jesús continúa dictando a Sor Josefa:

“Quiero que escribas. Quiero hablarte de las almas… ¡las amo tanto!… Quiero que encuentren siempre en Mis palabras, remedio a todas sus enfermedades”.

Comentario:

Todos los hombres estamos más o menos enfermos, quizás no en el cuerpo, pero sí en el alma, pues todos somos combatidos por el Maligno, y no pocos caemos en pecado, o al menos estamos raquíticos en la vida de la gracia, en la vida de nuestra alma, que va avanzando como a tirones, y que no pocas veces retrocede ante las dificultades y pecados. Es por eso que el Señor, su Sagrado Corazón, nos quiere dar estas palabras, estas revelaciones de su Corazón, para que los hombres encontremos el remedio para nuestros males espirituales. Ya que muchos sacerdotes han claudicado y ya no apacientan al rebaño, es el mismo Jesús que, con estos mensajes celestiales, y otros similares, viene en nuestro auxilio, porque no quiere que se pierda ni una sola de las almas tan queridas por Él.

Demos gracias a Dios y no hagamos como los orgullosos y soberbios que rechazan los mensajes y revelaciones privadas, o al menos no les dan mucha importancia, porque Dios no hace nada inútilmente, y si el Señor ha decretado manifestarse sobrenaturalmente con mensajes del Cielo, es porque existe una necesidad. Aprovechemos estos tesoros celestiales.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.casa_troncos_de_madera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s