Just another WordPress.com site

Santo Evangelio…

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo 15, 21-28

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús se fue de allí y se retiró a las región de Tiro y Sidón. En esto, una mujer cananea procedente de aquellos lugares se puso a gritar:
“Ten piedad de mí, Señor, Hijo de David; mi hija vive maltratada por un demonio”.
Jesús no le respondió nada. Pero sus discípulos se acercaron y le decían:
“Atiéndela, porque viene gritando detrás de nosotros”.
El respondió:
“Dios me ha enviado sólo a las ovejas perdidas del pueblo de Israel”.
Pero ella fue, se postró ante Jesús le suplicó:
“¡Señor, socórreme!”
El respondió:
“No está bien tomar el pan de los hijos para echárselo a los perros”.
Ella contestó:
“Es cierto, Señor, pero también los perros comen las migajas que caen de la mesa de sus amos”.
Entonces Jesús le dijo:
“¡Mujer, qué grande es tu fe! Que te suceda lo que pides”.
Y desde aquel momento quedó sana su hija.
Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.2973612_640px

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s