Just another WordPress.com site

Abuso…

Abuso de la Misericordia.

Dios es infinitamente misericordioso, y su atributo más grande es la Misericordia. Pero también es cierto que Dios es infinitamente justo y que en Él, Misericordia y Justicia van unidas.

Pero hoy se quiere olvidar esto y se habla solo de la misericordia divina, y, en nombre de la misericordia de Dios, se cometen las mayores atrocidades y las almas se exponen a la condenación eterna.

Porque hay más condenados por la misericordia de Dios que por la Justicia.

Sí, esto es así porque muchos cometieron graves pecados amparados en que Dios es misericordioso y han hecho de su misericordia un medio más para burlarse de Dios. Pero ya dice la Escritura que de Dios nadie se burla impunemente. Es necesario que recordemos que en Dios, Misericordia y Justicia son una misma cosa, y que Dios no dejará nada sin juzgar.

El tiempo de la misericordia es el tiempo de vida que tenemos sobre la tierra. Luego del cual llega la muerte y con ella el tiempo de la Justicia divina. ¿Cómo estamos aprovechando este tiempo de vida que tenemos sobre la tierra, en el cual Dios tiene paciencia con nosotros y nos perdona todo? ¿Lo usamos rectamente para ser cada vez mejores y más santos, o por el contrario nos amparamos en la misericordia de Dios para seguir pecando y viviendo tibiamente? Si hacemos esto último, es muy probable que un día nos alcance la justa mano de Dios y que nuestra eternidad sea de horror en el Infierno.

La bondad de Dios debemos aprovecharla para avanzar en el camino del bien, sabiendo que si tenemos la desgracia de pecar, Dios nos perdonará. Pero no hay que abusar y seguir pecando invocando a la misericordia de Dios, porque esto es jugar con Dios y burlarse de Él.

La humanidad está tocando el fin del tiempo de la misericordia y está entrando en el tiempo de la Justicia divina, tiempo en que Dios no dejará impunes tantos pecados de la humanidad.

Convirtámonos lo antes posible y consagrémonos a la Virgen para ser defendidos y amparados de las cosas que han de suceder en el mundo, pues los hombres serán justicieros de sí mismos, ya que Dios y su Justicia dejarán que se desencadenen los castigos del Infierno sobre este mundo pecador.Misericordia-de-Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s