Just another WordPress.com site

Oraciones…

Quince minutos con María

Dios y María.

Madre mía, el Señor está contigo, pues Jesús ya no puede vivir sin Ti, ni tú sin Él; y donde está Jesús, estás tú, y donde estás tú, está Jesús. Por eso hoy vengo aquí, a tus pies, y te pido que me muestres el Fruto bendito de tu vientre, Jesús, porque tengo necesidad de este Fruto para caminar por este mundo y no sentirme solo. Necesito su alegría y bondad que me consuelen en este mundo que cada vez se pone más frío y egoísta, lleno de odio y maldad. Entonces vengo a ti para que me des fuerzas para no volverme malo a pesar de todas las pruebas que tengo que pasar en este mundo, sino que me mantenga bueno y honesto, fiel cumplidor de los Diez Mandamientos, para heredar la Vida eterna y al final de mi vida ir a gozar de Dios y de ti, para siempre en el Cielo. Tú conoces toda mi vida, porque estando en el Cielo ves todo en Dios. Entonces te pido por favor que me guíes y que tomes mi vida bajo tu amparo. Te entrego mi pasado y sus pecados, y mi futuro y sus inseguridades, y ya que tú ves el porvenir de cada alma y de todos los acontecimientos humanos que sucedieron, suceden y sucederán, te ruego encarecidamente que me ayudes a lograr mi salvación eterna y la de toda mi familia y seres queridos, y que en medio de esta batalla que es la vida terrena, me cuides y cuides a los míos de las astucias de la serpiente infernal. ¡Te amo, Madre mía y me entregó completamente a ti! ¡Piedad de mí!aaa.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s