Just another WordPress.com site

Diario vivir…

Diario vivir

Imitación de Jesucristo

Nuestra vida cotidiana debe ser una imitación de Jesucristo. Porque nuestra vida de cada día debe ser agradable a Dios Padre, y será tanto más agradable a Dios Padre cuanto mayor sea nuestra semejanza con Jesús, su Hijo.

Jesús nos ha dejado una regla de oro que tenemos que practicar siempre, y es que no debemos hacer a nadie lo que no querríamos que nos hagan a nosotros, y hacer a los demás lo que sí nos gustaría que hicieran por nosotros.

Pensemos que Jesús predicó solo los tres últimos años de su vida, pero los otros treinta anteriores los pasó con su familia, en su casa, trabajando, rezando, haciendo las cosas comunes de todos los hombres, pero haciéndolas con mucho amor a Dios. Nosotros también debemos hacer otro tanto y cumplir con las acciones comunes de cada día haciéndolas con amor, pensando en Dios, en que Él nos ve y nos premiará todas las buenas obras.

Jamás dejemos entrar el odio en nuestras almas. Dios no quiere que odiemos a nadie, por malo que nos parezca, porque el odio viene del Maligno y el que muere con odio en el corazón se va al Infierno.

Perdonemos de corazón a todos, para ser perdonados por Dios y tener el alma en paz, porque un alma con resentimiento y odio, nunca estará en paz.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
10806389_361468680679105_1812074657019657512_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s