Just another WordPress.com site

El Gloria…

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,
“La Divina Misericordia en mi alma”, con comentario

El Gloria. 
576            Una vez, cuando el confesor me dio por penitencia rezar un Gloria, eso me tomó mucho tiempo, más de una vez empezaba y no llegaba a terminar, porque mi espíritu se unía a Dios y no lograba estar presente en mí misma. En efecto, a veces, a pesar de mi voluntad, me envuelve la omnipotencia de Dios y estoy sumergida entera en Él por el amor y entonces no sé lo que pasa alrededor de mí. Cuando dije al confesor que esta breve oración me ocupaba a veces muchísimo tiempo y que a veces no lograba rezarla, el confesor me mandó rezarla en seguida en el confesionario. Sin embargo mi espíritu se sumergía en Dios y no lograba pensar lo que quería a pesar de hacer esfuerzos. Entonces el confesor me dijo: Recítela conmigo. (46) Repetí cada palabra, pero mientras repetía cada palabra, mi espíritu se sumergía en la Persona que nombraba. 
Comentario: 
Lo que sucedía a Santa Faustina nos debería suceder a todos los cristianos, porque al recitar el Gloria, estamos invocando a la Santísima Trinidad. Y ya que no somos tan santos para que entremos en éxtasis al rezar el Gloria, al menos inclinemos la cabeza, en  señal de adoración y respeto a la Santísima Trinidad, como lo hacen los Santos y Ángeles del Cielo, y como lo ha hecho María Santísima en muchas apariciones, cuando reza el Rosario con los videntes. Efectivamente los que han rezado el Rosario con la Virgen, observan que Ella sólo recita con ellos el Gloria del Rosario, y en esta oración inclina la cabeza. ¿Quiénes somos nosotros, pobres mortales, para no hacer lo mismo que hace la Madre de Dios? Inclinemos la cabeza al rezar el Gloria del Rosario, y entonces Dios Uno y Trino volcará un mar de gracias y favores celestiales sobre nosotros.
Si cuando estamos ante una persona de alta jerarquía, nos quitamos el sombrero y hacemos otras muchas reverencias y saludos, ¡cómo no hacer algo similar cuando estamos en presencia de la Santísima Trinidad y la invocamos mediante esta oración!
Jesús, en Vos confío.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s